lunes, 18 de febrero de 2013

¡Que suelten a Barrabás, gritaban los fariseos!

Hoy celebro 17 años de ordenación al santo ministerio, a Dios sea toda la gloria.  Mi ministerio ha sido sasonado con una gran responsabilidad de denunciar injusticias sociales y trabajar arduamente desde el púlpito y fuera él, para educar, crear consciencia y expandir un reino de igualdad para tod@s.

Interesantemente hoy mismo es un gran ejemplo, así que la celebración del aniversario la hago luchando. En el capitolio de Puerto Rico hoy ha habido una manifestación de cristian@s fundamentalistas que creen que si se aprueba una enmienda a la ley de violencia domestica para protejer y cubrir a toda persona que sea víctima de violencia en cualquier relación sentimental, matrimonial o extramatrimonial la misma estaría re-definiendo el matrimonio y "atentando contra la familia tradicional."

Mi querido compañero de ministerio, el Rev. José Manuel Capella-Pratts dijo en su página de facebook: "Si Jesús estuviera en el capitolio (San Juan, Puerto Rico) se inclinaría y se pondría a escribir con su dedo en el suelo." Yo lo creo así también.  Me parece una barbaridad, lo que están haciendo y les explico por qué.

Cuando se le niegan derechos y protecciones a individuos en la sociedad, se está cometiendo un terrible acto de discriminación e injusticia. Nuestro amor cristiano debe ser mucho más amplio. El aprobar leyes de igualdad EN NADA AFECTA a la familia tradicional. Lamentablemente l@s cristian@s creen que el pasaje bíblico de "llamar a lo malo, bueno y lo bueno, malo como una excusa para juzgar.

Como mujer de fe y como ministra del evangelio estoy indignadísima con la protesta en el capitolio. Creo que es un acto de fariseísmo y falta de amor cristiano para quien es diferente (no como nosotros). Dios nos coja confesa'os. 

Una amiga y hermana a quien tuve el privilegio de pastorear en Puerto Rico dijo hoy en su página de facebook:

"Donde están los marchantes cuando las familias en general se ven afectadas por el alza en la luz, la gasolina, los alimentos y la leche, la criminalidad rampante, los abusos a niños, ancianos, mujeres y hombres . . . donde están los marchantes?? No los veo ni los he visto nunca cuando realmente el pueblo los necesita, de nada vale orar dentro de cuatro paredes cuando hay tantas personas en necesidad debajo de los puentes, en las escuelas, en los hospitales, realmente me parece una hipocrecía. Y yo que amo Dios y a mi prójimo como a mi misma no puedo creer que estemos practicando y promoviendo la desigualdad de derechos y protección legal. Qué dirían Martin Luther King, Rosa Parks, Ruby Bridges y otros que defendieron los derechos de los negros?? Qué dirían los que defendieron a las mujeres cuando no nos consideraban importantes para votar, para gobernar para simplemente tener voz? Día triste . . . ."

Otro amigo dijo:
"¿Por qué los fundamentalistas no marcharon para proteger a las víctimas de estos pastores? "

En mi opinión esto sí que atenta contra los valores de descencia y rectitud, que ni se diga contra los valores cristianos. ¿Por qué no protestan esto?

Herman@s cristian@s, personalmente no veo el amor en la protesta de hoy. Lo que he visto ha sido una manifestación motivada por una gran ignorancia y por un fariseísmo excluyente que dicta mucho de los valores del reino de Jesucristo.  Cuando se le niegan derechos y protecciones a individuos en la sociedad, se está cometiendo un terrible acto de discriminación en injusticia. Nuesto amor cristiano debe ser mucho más amplio. El aprobar leyes de igualdad en NADA afecta a la familia tradicional. Lamentablemente se está utilizando muy fuera de contexto el texto bíblico de "llamar a lo malo, bueno y  a lo bueno, malo como excusa para juzgar, cuando no estamos a juzgar a nadie. 

Vuelvo y repito, si el miedo es que la familia tradicional se vea afectada, pues que se afecte de esta manera. Ojalá que le afecte al entender que no es el único modelo de familia. Ojalá que se afecte enseñándole valores de amor y aceptacióna sus hij@s, donde aprendan a valorar y respetar a TODO SER HUMANO, NO IMPORTANDO SU ORIENTACION SEXUAL con dignidad, porque fue cread@ por Dios. Ojalá que se afecte POSITIVAMENTE afirmando y aceptando que lo que hace a una familia ES EL AMOR y punto.



2 comentarios:

  1. Me encanta esta entrada. Me llena de mucha alegria y esperanza saber que aun quedan personas que realmente entendieron el mensaje de Jesucristo. Me da mucha lastima la hipocresia que he visto en estos dias, hipocresia que me ha alejado bastante de la Iglesia. No soy homosexual, pero los apoyo y estoy completamente de acuerdo con que se les de los derechos que como SERES HUMANOS, no monstruos ni cosas, se merecen.

    ResponderEliminar